Novedades en la concesión de la Golden Visa

A partir del día 30 de julio de 2015 entraron en vigor una serie de cambios en el régimen de la “Golden Visa”, que facilitan la obtención de la residencia en España a los inversores, al mismo tiempo que amplían el derecho a obtener la misma a familiares anteriormente no incluidos en la ley.

Los principales puntos afectados por los cambios aprobados respecto al régimen de “Golden Visa” por compra de inmuebles con un valor superior a 500.000,00 euros son los siguientes:

  • Se amplía el derecho a obtener la “Golden Visa” a los siguientes familiares:
    • Parejas de hecho
    • Hijos mayores de edad que pertenezcan a la unidad familiar del inversor y dependan económicamente de éste
    • Padres del inversor que dependan de éste
  • Cuando el inversor está casado en régimen de gananciales, se entiende que la inversión la ha efectuado solamente él mismo, de forma que alcanza la inversión mínima sin tener que comprar por un millón, ni establecer la separación de bienes como régimen económico del bien. El cónyuge no inversor por supuesto podrá solicitar la “Golden Visa” como familiar.
  • Hasta ahora el primer visado de inversor sólo permitía residir, y había que esperar hasta la segunda fase de permiso de residencia para poder trabajar. A partir de ahora se podrá trabajar desde el primer momento.
  • La residencia de inversor podrá solicitarse desde España, y deja de ser necesario tramitar con anterioridad un visado especial en el consulado del país de origen.
  • La “Golden Visa” podrá ser concedida antes de que se haya firmado la compraventa, si existe un contrato de arras en escritura pública, si bien se pide que el inversor tenga ya los fondos de la operación depositados en España. En estos casos el visado tendrá una duración de 6 meses iniciales y podrá renovarse si se firma la compraventa.

La autorización de residencia se concederá inicialmente por dos años y podrá renovarse por períodos de cinco años, siempre que se mantenga la inversión (o se cambie de modalidad, de inmueble a otro tipo de inversión contemplado en la ley)

Fuente: Avalaw